Mermelada de frutos rojos

el

Terminaba septiembre y el plan del sábado era perfecto, pasarlo en el monte recogiendo arándanos silvestres. La actividad es muy entretenida, apenas hay que caminar, pues suelen llegar los coches casi hasta los sitios de recolecta, pero la recogida no deja de ser laboriosa, pues se hace uno a uno, existen un tipo de rastrillo para ello, pero con éste artilugio está prohibido hacerlo, sin él sí que se puede que le hemos preguntado al guarda. Hay que llevar un cestito y pensar en que manos, boca y camiseta, casi seguro terminarán teñidas. Así que con ese panorama y sabiendo que ya la gente llevaba unas semanas recogiéndolos, me pareció un poco arriesgado ir y regresar con las manos vacias, así que a mi que no me gusta perder tiempo, encontré mejor opción ir a comprarlos…sí lo sé, no es lo mismo, los arándanos nada tienen que ver con los silvestres, pero bueno así he regresado a casa con la cesta llena, arándanos, frambuesas y fresas, pensando en lo rica que me iba a quedar mi mermelada, eso si, casera, de frutos rojos que tanto me gusta. Me relamía de pensarlo…

image
image
image

 

 

Ingredientes:

– 1 kg de fruta entre arándanos, frambuesas y fresas
– 40 gr de azúcar granillo blanca
– 200 gr de azúcar moreno
– La piel de un limón (sin parte blanca)y su zumo

Preparación:
Lavamos y ponemos toda la fruta en la cazuela que vayamos a utilizar.
Cubrimos con el azúcar blanquilla, damos unas vueltas y dejamos la noche en reposo, con la piel y el zumo del limón, para que vayan soltando todo su jugo y la pectina para que la mermelada nos salga bien espesita.
Al día siguiente añadimos el azúcar moreno y llevamos al fuego, medio-bajo, removiendo y no dejando que pase de un chup-chup suave.
Damos un par de golpes con la turmix para deshacer bien la fruta, no mucho, a mi me gusta con tropiezoz y seguimos cociendo hasta que evapore el líquido y vaya espesando.
Comprobamos el punto a partir de 45 minutos de cocción, sacando una cucharada de mermelada sobre un plato y moviendo este para ver la consistencia.
Si nos gusta bien espesa dejamos cocer un poco mas, teniendo en cuenta que una vez fría espesará un poquito.

Puede llegar a cocer entre una hora y hora y media, dependiendo de la acidez de la fruta y de la cantidad de azúcar.
No dejar de remover de tanto en tanto y retirar la mermelada que se vaya quedando adherida a los laterales de la cazuela.
A mí no me gustan muy dulces las mermeladas, por eso le pongo poca cantidad de azúcar…

image
Imagen: María para MacRecetas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s