Lengua de brioche con nata y yema pastelera

el

Esta noche es Noche de Reyes, la noche mágica por excelencia de todo el año. Para mi lo ha sido siempre, no me pierdo una cabalgata y además tengo la suerte de haber inculcado esa magia a mi hijo, que, con 23 años, tiene la misma ilusión que yo.

Y para esa noche mágica voy a preparar una receta también mágica, porque lleva su tiempo pero es tan, tan rica… En esta ocasión voy a alternar el típico Roscón de Reyes con esta exquisitez, que descubrí en el blog Dulce Algodón.

lengua-de-yema-y-nata-3

Ingredientes:
Para el brioche:
– 1 sobre levadura de panadero (ó 14 grs de la fresca)
– 100 ml. de leche
– 30 gr. de azúcar
– 175 gr. de harina de fuerza
– 50 gr. de mantequilla
– 1 huevo
– 1/2 cucharadita de sal
– 1 cucharadita de vainilla (o ralladura medio limón)
– 1 yema de huevo para pintar
– almendra laminada y azúcar glass
Para la yema pastelera:
– 3 huevos
– azúcar glass (el mismo peso de los huevos sin cáscara)
– 15 gr. de Maizena
– 100 ml. de agua
Para la nata:
– 200 ml. nata para montar (min. 35% MG)
– azúcar al gusto

Preparación:
Empezamos preparando la masa madre (poolish) para el Brioche. Para ello diluye la levadura con la leche y la mitad del azúcar (15 grs). Añade tres cucharadas de la harina hasta obtener una masa blandita. Tapa y deja reposar hasta que doble su tamaño.
Mientras preparamos la yema pastelera. Para ello bate un poco los huevos, mezcla con el agua y cuela.
En otro bol tamiza el azúcar glass con la Maizena. Mezcla con los huevos y pon en una cazuela a fuego medio, removiendo constantemente con unas varillas para evitar que se pegue. Verás que va tomando consistencia y que queda totalmente cuajada y espesa. Enfría traspasando la crema a un recipiente frío para evitar que se nos ponga color verdoso debido a la oxidación. Reserva.
Cuando la masa madre haya crecido seguimos con el Brioche. Dispón la harina restante en forma de volcán y agrega en el cráter la mantequilla reblandecida, el huevo, la media cucharadita de sal y el aroma elegido (vainilla o ralladura de limón). Trabaja un poco la mezcla y añádele la masa madre. Amasa hasta que la masa no se nos pegue a las manos. Si queda muy blanda añade un poquito más de harina, pero poco a poco. Si te excedes con la harina quedará muy apelmazado.
Forma una bola y deja levar sobre una hora y media en un lugar cálido y alejado de corrientes de aire. Si tu cocina es fría, pon a levar en el horno al mínimo de temperatura (30º aprox).
Ahora pon la masa encima de una bandeja de horno cubierta con papel antiadherente y dale forma alargada, un poquito más estrecha en los extremos. Vuelve a dejar reposar unos 30 minutos.
Precalienta el horno con ventilador a 190º.
Pinta la superficie de la masa con una yema batida y esparce las almendras fileteadas.
Hornea unos 15-20 minutos. Vigila porque se hace muy rápido. Deja enfriar sobre una rejilla.
Ahora le toca el turno a la nata montada. Con la nata muy fría, en un bol, vas añadiendo el azúcar poco a poco. También le puedes añadir un par de cucharadas de gelatina en polvo que le dará más cuerpo y firmeza.
Solo queda montar la lengua. Para ello, cuando el brioche esté frío, lo partes a la mitad, como un bocadillo, y cubres la parte inferior con la crema de yema y encima de ésta esparces la nata montada, ayudándote de una manga pastelera.
Tapa con la otra mitad del brioche y espolvorea con el azúcar glass.

Imagen: Beatriz para MacRecetas

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s