Quiche de calabaza

el

Estemos de acuerdo o no con la celebración de Halloween, lo que es ineludible, es la cosecha de calabaza en estas fechas, y es que además son como una plaga, uno no sabe que hacer con tantas, así que vamos a aprovechar diferentes recetas. El otro día ha sido la mermelada, que a todo el mundo gustó mucho, hoy vamos con este quiche que nos servirá igualmente de primer o segundo plato, de merienda o cena… Una genial idea!

image
Ingredientes:
– 1 base de masa quebrada
– 5 lonchas de bacon
– 250 gr. de calabaza
– 1/2 cebolla picada fina
– 1/2 calabacín
– 1 manojo de cebollino
– 2 huevos
– 200 ml. de nata (crema de leche) líquida
– 150 gr. de queso rallado (el que más os guste)
– 2 cucharadas de AOVE
– Sal y pimienta negra y blanca recién molida

Preparación:
Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.
Comenzaremos poniendo la base de masa quebrada sobre un molde redondo y no muy alto, untando previamente bien el fondo y paredes con mantequilla y enharinándolo, para que luego podamos sacar bien.
Pinchamos con la ayuda de un tenedor la masa por toda la base y los laterales.
A continuación, introducimos en el horno unos 10 minutos para que se cocine, pero estaremos pendientes porque no nos interesa que tome un tono dorado aún.
Cuando veamos que la masa comienza a estar cocinada (se pone de color más claro), la retiramos del horno.
Por otro lado, vamos a preparar el relleno. Para ello, ponemos las 2 cucharadas de Aceite de Oliva en una sartén a fuego medio, y añadimos la calabaza cortada en daditos, la cebolla picada muy finita y el medio calabacín pelado y cortado también en cuadritos.
Sazonamos, dejamos que suelte el agua y lo pochamos durante unos 4-5 minutos. Reservamos.
En la misma sartén vamos a saltear ahora el bacon, cortado en tiras pequeñas.
Cuando esté bien salteado, retiramos y a continuación lo mezclamos con la calabaza y el cebollino picado al gusto (yo le puse dos cucharadas soperas).
Procedemos a volcar el relleno sobre la base de la Quiche, repartiéndolo bien por toda la superficie.
A continuación, ponemos el queso rallado.
Por último, batimos los huevos con la nata (crema de leche) enérgicamente, salpimentamos y añadimos esta mezcla sobre la quiche, dejando que se distribuya por la superficie.
Horneamos nuestra quiche a 200º, durante unos 15-20 minutos.
Sabéis que cada horno tienen sus tiempos así que veréis que está lista cuando la superficie adquiera un tono dorado.
Templada o fría está riquísima de cualquier forma.

image

Imagen: María para MacRecetas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s