Helado de vainilla

el

Es el clásico por excelencia en heladería, muy versátil porque acompaña y viste muchos otros postres: un trozo de bizcocho, una macedonia, una Tarta Tatín, etc. Es solo cuestión de gustos.

Ingredientes:
– 10 yemas de huevo
– 250 gr. de azúcar
– 1/2 l. de leche entera
– 1/4 l. de nata para montar (min. 35% MG)
– 1 vaina de vainilla
 
Preparación:
Calienta la leche con la vainilla abierta y vaciada. La cortas a lo largo y rascas el interior con un cuchillo para sacarle la chicha a la vainilla. Echas a la leche la cáscara y la chicha. Cuando esté a punto de hervir la retiras del fuego y la cuelas.
Bate las yemas con el azúcar, añade la leche y pon al baño María hasta que la mezcla espese.
Deja enfriar y añade la nata montada.
Mete en el congelador, revolviendo cada media hora para que no cristalice. Si tienes heladera, mejor que mejor.
También puedes congelar en dos envases y en uno de ellos añadir un puñado de nueces peladas y una cucharada de caramelo. Revuelve un poco para que se reparta pero sin mezclar del todo para que, al servir, se vean las vetas de caramelo.

Imagen: Brown Eyed Baker

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s