Mermelada de higos chumbos “tunos”

el

Se nos ha terminado la mermalada del desayuno, así que toca abrir una, vamos a probar la de higos chumbos, o “tunos” o “de la india”, hay diferentes modo de llamarlos, dependiendo del lugar y supongo que de la raza, aunque aparentemente sean todos similares.
Hay que tener suma precaución a la hora de recogerlos, mejor por la mañana temprano o al atardecer y en un día que no sople viento, para evitar pinchos volando; procurar ir de manga y pantalón largo y calzado cerrado y por supuesto con guantes. Esto sería lo ideal, luego es cuando vas de viaje por el Sur en pleno verano y te aparece enfrente la chumbera y dices, para! para! y tal cual estás en chanclas y traje de baño te pones a recoger higos… os podéis imaginar el final de la hazaña.
Os dejo una foto de lo impresionante que estaba la chumbera en casa de nuestros amigos Teresa y Peppo en el Salento, Sur de Italia.

Ingredientes:
– 1 kg de carne de higo chumbo
– 300 azúcar
– 2 limones
– 1 manzana, o 1 naranja (opcional)

Preparación:
Si tienes suerte de vivir por donde haya chumberas, suele ser habitual que los vendan en establecimientos ya pelados, lo cual es un lujo, sino no te queda otra que ponerte manos a la obra y lleva su tiempo y riesgo…
Es bueno si los pones debajo del grifo de agua fría un rato, para que la fuerza del agua vaya arrastrando cuantos más pinchos mejor.
Ponemos en un plato el higo con sumo cuidado, pinchamos con un tenedor y con la ayuda de un cuchilo bien afilado cortamos por los dos extremos y luego le hacemos un corte de arriba abajo, abrimos y vamos con la ayuda del cuchillo y una cucharilla sacándole la carne.
Pelamos así hasta tener 1kg de carne de higo.
En un cazo ponemos el azúcar, los higos, el zumo de un limón y la cáscara del otro, con cuidado que no lleve piel blanca.
Ponemos todo a cocer, removiendo para que no se pegue el azúcar y dejamos como por 40 minutos, hasta que se vaya consumiendo el líquido y empiece a tomar consistencia, ya sabéis el truco de la cuchara, sacar un poco en una cuchara y meter unos segundos en la nevera, al sacarla fría sabremos la consistencia real.
He visto en algunas recetas que le ponen una manzana y que queda muy bien, incluso hay quien le ha puesto la corteza de una naranja, seguro que queda igualmente buenísimo y al llevar más pectina, ayuda a solidificar la mermelada, pues el higo es un fruto que tiene muchísima agua y lleva su tiempo que tome cuerpo esta mermelada, yo no le he puesto.
Lo retiramos del fuego, sacamos las pieles y el limón y lo pasáis por el chino o un colador de malla muy pequeña, sino seguramente os incomoden las pepitas. Si os gusta más la podéis triturar.
Ahora ya prodecemos como siempre, si la vais a consumir ya se mete en un bote hermético en la nevera, sino en botes previamente esterilazados y cerrados al vacio.
Ya sólo queda disfrutar de ella.

Imagen: María para Macrecetas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s