Pan delicatessen

el

Estoy cogiéndole gran afición a los panes caseros y todo se debe a lo fácil que resultan de hacer con la receta que utilizo, la que lleva “litines”, o sea, gasificante, y se hace super rápido, sin tener que dejar reposar ni hacer masa madre, y os puedo asegurar que está tremendo de bueno.

Ingredientes:
Esta vez, además de cambiar los ingredientes adicionales del pan, hemos variado el tipo de harina, utilizando “harina de fuerza”, que habíamos oido que con los litines no funcionaba y pero funciona perfectamente. Es más, ha quedado un pan delicioso de corteza crujiente pero tipo pan de molde por dentro.
– 500 gr. de harina de fuerza
– 2 sobres dobles de gasificante litines de Mercadona
– 1 cucharadita de sal
– 400 ml. (aprox.) de agua caliente del grifo
– 3 clavos triturados
– Pimienta negra recién molida
– Una pizca de comino
– Alguna otra especia al gusto si se quiere…
– Semillas de sésamo
– Pistachos pelados y partidos a la mitad
– Aceitunas verdes o negras, partidas a la mitad
– 1/2 pimiento rojo picado y sofrito
– 1/2 cebolla picada muy menuda y sofrita junto con el pimiento
– Parmesano rallado (opcional)
Preparación:
Con la preparación cada vez me complico menos, es como si fuera a preparar un bizcocho.
Lo primero de todo para que vaya enfriando es sofreir el pimiento con la cebolla, salpimentándolo un poco, hasta que quede bien blando.
Mientras tamizamos los litines con la harina y la sal.
En un bol grande echamos las especias y vamos añadiendo poco a poco la harina y el agua caliente, batiendo manualmente con varillas.
A mitad del procedimiento incoporamos los ingredientes del relleno, pistachos, aceitunas, pimiento y cebolla, etc.
Continuamos agregando la harina restante y el agua. En este punto veremos si nos hará falta un poco más de agua o si nos sobra ya que la masa resultante ha de ser como la de cualquier bizcocho con relleno, es decir, pastosa, pegajosa y algo gordita, pero bien amasada y sin grumos de harina.
Precalentamos el horno a 200º y rellenamos un molde (yo utilizo el de cake de silicona) dejando un dedo de margen libre.
Metemos al horno y a los 10 minutos bajamos la temperatura a 170º. El pan ya habrá hecho costra, así que la pintamos con un poco de aceite y lo horneamos otros 15 ó 20 minutos, no más.
Comprobáis que pinchando salga limpia la aguja.
Es normal que al principio de la cocción, cuando hace corteza, ésta se abra. Eso es bueno.
Desmoldáis con cuidado y dejáis enfriar encima de una rejilla.
Aguanta varios días estando igual de bueno, lo malo es que no llega a ello…
Imagen: María para MacRecetas
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s