Salsa brava

el

Puede que sea una de las salsas más españolas que existe, aunque a decir verdad no sé muy bien si procede de algún otro sitio y nosotros la hemos adoptado. El caso es que la usamos para muchas cosas, pero la más común es para “patatas bravas”. En cualquier región las encontrarás, pero Madrid se lleva la palma, las ponen deliciosas, muy típico y unos de mis preferidos es Docamar, en la calle Alcalá 337, vete sin prisa, hay mucha gente y con hambre, muchas tapas donde elegir, oreja, gambas, alioli, callos, boquerones… todo delicioso, servido ya por la 3ª generación y prometiendo que hay una 4ª que continuará, genial!

Os dejo “mi receta” de la salsa brava, no es seguramente la misma del Docamar, pero hay quien dice que se aproxima bastante. La auténtica ellos sabrán, pero es como la Coca Cola, circualn miles de recetas que dicen ser la auténtica, yo hago la que a mi me gusta, la de “casa María”.

Ingredientes:
– 200 ml salsa de tomate casera o tomate frito
– 2 cucharadas de harina
– Sal, una pizca
– 2 cayenas
– 2 cucharaditas de pimentón dulce y 1 de picante
– 1 cebolla
– 3 dientes de ajo picado menudo y majado en el mortero
– Vinagre de vino (al gusto)
– Vino blanco, medio vasito pequeño
– Agua, mejor caldo de jamón, vas echando a ojo
– 2 cucharadas de aceite de oliva
 
Estas cantidades, son un poco a ojo, pues es una salsa, que a unos les gusta más picante a otros que lleve algo menos de salsa de tomate, así que guiaros por vuestro gusto.
 
Preparación:
En el vaso de la batidora, como si fuera para hacer gazpacho, se echan los ajos majados, la cebolla picada en trozos, las cayenas y un poco de caldo, el necesario para poder triturarlo. Sacamos y reservamos
Volvemos a coger el vaso de la batidora y ponemos, el aceite, sal, los pimentones, vinagre, el vino blanco y la harina, batimos. Añadimos la batida anterior y agregamos más caldo, batimos de nuevo.
Ponemos todo esto a cocer, a fuego lento, sin prisa, como 1 hora. Iremos agregando caldo si vemos que engorda demasiado. Rectificamos de sal y de picante, si está suave; si nos hemos pasado… agarramos los machos y valor!!
Debe de quedar una alsa de consistencia parecida a una salsa de tomate.
 
Si lo vais a tomar con patatas, el truco para freirlas, es cortarlas en cuadrados, y que se frían lentamente, al principio casi cociéndolas y en abundante aceite de oliva.
 
Imagen: María para MacRecetas 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s