Cebolla caramelizada

el

Muy utilizada en cualquier receta de hoy en día. Acompaña muy bien a tostas con queso Camembert o de cabra de rulo, con bacalao, a foie, etc. Se conserva bien en bote de mermelada. Riquísima y muy fácil de hacer.

 

Ingredientes:
– 2 cebollas
– Un poco de aceite
– Una nuez de mantequilla
– Una pizca de sal
– Una pizca de pimienta negra, mejor recién molida
– 3 o 4 cuchardas  soperas de azúcar moreno
– Un chorrito de vinagre (yo le pongo balsámico de Módena)
– También acepta muy bien un chorrito de vino dulce PX, por ejemplo, (Pedro Ximenez)
 
Preparación:
Pelamos las cebollas, cortamos al medio y luego en finas tiras en juliana. Las ponemos sobre una sartén con un poquitín de aceite a fuego muy bajo, para que sude y expulse el agua.
Vamos revolviendo y pasados 3 o 4 minutos añadimos la pizca de sal y pimienta.
Seguimos revolviendo, cuando veamos que está casi transparente, subimos el fuego, añadimos el azúcar, removemos para que se caramelice y cuando veamos que el azúcar se va pegando a la cebolla, añadimos un chorrito de vinagre y dejamos reducir.
 
Imagen: María para MacRecetas 
Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. caminosofia dice:

    A los ingredientes les sumaría “una pizca de paciencia”. Con la cebolla nunca hay que tener prisa. Pero el resultado merece la pena.Una buena cebolla confitada es genial para acompañar un solomillo de cerdo, por ejemplo…. A mi me encanta!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s